Nos enorgullece nuestro ancestro afro

haz clic sobre los elementos para ver su contenido.

“La población afrodescendiente en el continente americano corresponde, aproximadamente a unos 200 millones de personas, según algunas estimaciones de organismos internacionales tales como el BID y el Banco Mundial. A pesar de que en la mayoría de países de la región la esclavitud fue abolida hace más de 150 años, (los y las afrodescendientes) siguen encontrándose en una situación de invisibilidad y vulnerabilidad respecto a la protección de sus derechos, y como resultado de una situación estructural ligada al racismo y la discriminación racial, cuyos orígenes poseen no sólo una profunda raíz histórica sino también social, económica, cultural y política” ((OEA, 2011. Manual para la transversalización de la temática afrodescendiente en los programas de cooperación técnica de la Secretaría General de la OEA. P 7-8. Disponible en: http://www.oas.org/dil/esp/afrodescendientes_taller_transversalizacion_04-27-2011_manual.pdf).)
En Colombia las personas afrodescendientes han sido históricamente invisibilizadas, y aunque en las normas y las políticas públicas se ha avanzado para promoverlas y garantizar sus derechos, siguen siendo marginadas en algunos programas y proyectos de nivel nacional, regional, local, comunal y barrial. Con todo, se nota el esfuerzo de algunas entidades gubernamentales que vienen tomando en cuenta la importancia de incluir de manera efectiva y diferenciada a la población afrocolombiana.

En Colombia la esclavitud fue abolida en el año 1852, pero las valoraciones negativas construidas por los esclavistas a lo largo de tres siglos para justificar el trato inhumano, el comercio de personas y la exclusión económica y social, han perdurado históricamente. Existen múltiples formas y contextos en que se manifiestan los prejuicios, discriminaciones y racismos. Identifiquemos ejemplos:

Se podrán considerar los siguientes principios para el reconocimiento diferencial e incluyente:
  1. Descubrir los avatares, luchas y reivindicaciones de la comunidad afrodescendiente.
  2. Valorar sus dinámicas culturales, sociales, políticas y económicas, que han construido su identidad y enriquecido sus aportes a la cultura colombiana.
  3. Incorporar nuevos imaginarios y representaciones que permiten visibilizar a mujeres y hombres afrocolombianos, en diversos oficios que demanda el mercado laboral.
  4. Conocer el sentir del mayor número posible de hombres y mujeres, sobre la temática afrodescendiente, más allá de consultar solo líderes y lideresas.
  5. Evidenciar la participación, recopilando y sistematizando información estadística desagregada por etnia, región, grupo poblacional afro, género, etc. Esto permite también un enfoque diferencial en la actuación y ejecución de actividades y proposición de iniciativas.
  6. Implementar indicadores que reflejen la inclusión de la población afrodescendiente y el reconocimiento y valoración de la cultura afrocolombiana.
  7. Conocer la historia del pueblo afrocolombiano, tanto en el país como las regiones, departamentos y ciudades, apuntando a una inclusión contextualizada y reparativa.

VER TODO Add a note
USTED
Agrega tu comentario

Buscador

top